¿Por qué hay que lubricar los cables de acero? | Dakolub
Dakolub es una empresa especialista en aceites y grasas lubricantes, filtración y otros productos químicos.
lubricante, aceite lubricante, grasas, grasas lubricantes, valvoline, lubmac, verkol, quaker, castrol, repsol, cepsa
15307
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-15307,bridge-core-1.0.6,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,unselectable,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,qode-theme-ver-19.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

¿Por qué hay que lubricar los cables de acero?

Cable de acero en uso

Hay que lubricar los cables de acero en servicio. Esta es la recomendación de los fabricantes. ¿El motivo? Que el lubricante colocado durante la fabricación de los cables no es suficiente para conservarlo en buen estado y de este modo prolongar su vida útil en servicio, sobre todo, cuando los cables tiene excesivo tiempo de estibado o están trabajando en un ambiente inadecuado. Por tanto, lubricar el cable en servicio periódicamente y de manera adecuada, aumentará de 6 a 8 veces, la vida útil del mismo.

 

 

Podemos considerar un cable de acero como una máquina, con una determinada cantidad de partes internas con movimiento relativo entre sí. Cada vez que el cable se flexiona sobre poleas, tambores o es sometido a distintos esfuerzos, los alambres que lo componen se deslizan uno con otro. Si para este proceso el cable no está lubricado, la vida útil del mismo disminuye.

 

 

El uso provoca que los alambres internamente friccionen entre sí y se desgasten. Externamente lo hacen contra las poleas o tambores, por lo que es vital lubricar el cable en servicio para reducir este desgaste.

Lubricación de cables de acero

Prevenir la corrosión

 

Prevenir la corrosión de los alambres es otra razón de peso para lubricar el cable de acero en servicio. La corrosión puede ser interna y externa y el origen puede estar en los ácidos, aguas alcalinas, aire marino, humedad, humos, ambientes abrasivos e industrial en general.

 

Primero se forma un pitting microscópico, es decir, una corrosión que en principio no se ve, pero va avanzando con el uso hasta hacerse visible a simple vista, generando pérdida de sección metálica. Luego se produce la pérdida de elasticidad. La quiebra de los alambres de manera prematura perjudica el libre movimiento de las fibras entre sí, acelerando el deterioro general del cable.

 

Por lo tanto, si un cable de acero no tiene un mantenimiento preventivo periódico de lubricación de servicio, el uso y el paso del tiempo lo deteriorará de manera acelerada, generando innumerables pérdidas económicas e, incluso, poniendo en riesgo equipos y vidas humanas.

error: ¡¡Contenido protegido !!
COMPRAR
close slider

COMPRAR PRODUCTOS DAKOLUB EN TIENDA ONLINE