Como disminuir el consumo de gasóleo de tu tractor | Dakolub
Dakolub es una empresa especialista en aceites y grasas lubricantes, filtración y otros productos químicos.
lubricante, aceite lubricante, grasas, grasas lubricantes, valvoline, lubmac, verkol, quaker, castrol, repsol, cepsa
15898
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-15898,bridge-core-1.0.6,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,unselectable,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,qode-theme-ver-19.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

COMO DISMINUIR EL CONSUMO DE GASÓLEO DE TU TRACTOR

Filtros de Tractor DAKOLUB

El 70 % de los tractores agrícolas consumen entre un 10 y un 20% más de lo necesario, debido a un mal mantenimiento del tractor, según los resultados de los ensayos de tractores realizados con el dinamómetro o freno eléctrico en diferentes países y comunidades autónomas españolas. Son datos obtenidos del Ministerio de Industria, Comercio y turismo de España.

 

El mantenimiento de un tractor debe hacerse a lo largo de toda su vida útil, no solamente cuando es nuevo o está en garantía. Este mantenimiento debe ajustarse al “Manual de Instrucciones” del fabricante del tractor, especialmente en lo que al motor se refiere.

 

Con el uso del tractor, se produce una acumulación de sustancias en los filtros (polvo, hollín, etc.), desgastes y desajustes de determinados componentes que incrementan el consumo de combustible. Según los datos de los ensayos realizados en varias comunidades autónomas, los tractores agrícolas consumen de un 10 a un 25% más de gasóleo cuando no se ha realizado un correcto mantenimiento del motor, por la suciedad del filtro del aire e inyectores y la incorrecta regulación de la bomba de inyección.

 

Vamos a ver los 3 factores fundamentales a tener en cuenta y con los que lograrás tu propósito de disminuir el consumo de combustible:

 

  • Mantener la limpieza del filtro del aire y del gasóleo.

 

  • Controlar y regular el circuito de combustible.

 

  • Utilizar lubricantes apropiados.

LIMPIEZA DEL FILTRO DE AIRE Y DE GASÓLEO

Que se realice una mezcla correcta entre el aire y el combustible en el cilindro depende en gran medida de la limpieza del filtro del aire. Y hemos de tener en cuenta que los litros de aire que necesita un litro de gasóleo para quemarse completamente son de 12.000 litros de aire. Y es por ello que el paso de aire ha de ser óptimo para un máximo aprovechamiento del gasóleo. Por lo que el motor ha de tener un sistema de filtrado eficaz.

Hemos de tener en cuenta que los tractores, de forma habitual, desarrollan su trabajo en ambientes con alto contenido en polvo, con partículas diminutas perjudiciales para el motor y partículas más grandes que son atrapadas por el filtro. De forma que la acumulación de partículas perjudica la entrada de aire.

El aumento de consumo se produce cuando el proceso de quemado del combustible no es correcto. Cuando es excesivo aparecen humos negros en el escape.

Los tractores modernos ya tienen incorporados sistemas de filtración en seco con diferentes medios de limpieza o autolimpieza e incluso con avisos sobre el índice de suciedad.

Cuando el filtro este sucio, lo desmontaremos. De forma manual lo sacudiremos, haciendo que las partículas más grandes se desprendan. Si contamos con aire a presión, aprovecharemos para limpiarlo también. Al comprobar como ha quedado, si apreciamos zonas con gran desgaste, roturas o grietas, procederemos a sustituir el filtro.

La limpieza con aire a presión es sencilla. Dirigiremos el aire desde el interior hacia el exterior, justo en sentido contrario a la circulación del aire cuando el filtro está montado. Y no debemos sobrepasar una presión de aire de 7 kg/cm2.

Si el filtro tiene un sistema de autolimpieza, deberemos comprobar cómo deja el filtro y cada cuanto tiempo lo deberemos desmontar para limpiar.

Por último, el filtro deberá limpiarse cuando esté sucio, si es necesario, y, en todo caso, antes de las horas de funcionamiento que diga el “Manual de Instrucciones”.

Cuando tras una limpieza vuelve a ensuciarse muy rápido, o a las pocas horas, deberemos cambiar el filtro debido a que los microporos se encuentran obstruidos y reducen el paso del aire.

El agricultor deberá controlar, a menudo el estado de limpieza del filtro del aire. Este control deberá hacerse según los trabajos que realiza el tractor. Cuando el tractor trabaja o se desenvuelve en ambientes con mucho polvo, el filtro se limpiará en periodos muy cortos de tiempo.

Un filtro de aire sucio en un 10 ó 15%, limita la cantidad de aire que pasa al motor provocando un incremento del consumo del 5 al 10%. Si el filtro pasa de un nivel de suciedad del 20% los consumos aumentan por encima del 22%.

El filtro de gasóleo es el elemento de filtrado y limpieza del mismo. Su misión es evitar la entrada de restos sólidos en la bomba e inyectores.

Cuando está sucio, el filtro no permite pasar el gasóleo que el tractor demanda para realizar el trabajo; entonces el tractor fallará o se parará. A veces, el filtro llega a romperse por la presión de bombeo, cuando los microporos filtrantes están tapados.

La avería que ocasiona el paso de gasóleo sin filtrar es muy perjudicial, por tanto, hay que cambiar el filtro cuando indique el “Manual de Instrucciones”. Si el gasóleo tiene muchas impurezas el filtro se cambiará antes de lo recomendado.

BOMBA DE INYECCIÓN E INYECTORES

 

La regulación y dosificación del combustible es realizada por la bomba de inyección y los inyectores, por tanto, deberán estar a punto y controlados cuando sea necesario. No deben ser regulados más que por personal debidamente preparado y equipado. El motor de un tractor de 110 CV, que quema mal el combustible, incrementa su consumo entre un 10 y un 15%.

 

La bomba de inyección y los inyectores son los encargados de la regulación y dosificación del combustible. El motor de un tractor de 110 CV que queme mal el combustible, aumentará su consumo entre un 10% y un 15%.

Cuando la bomba introduce a presión el gasóleo en los inyectores, estos lo pulverizan y lo reparten de forma uniforme en el cilindro, donde se mezcla con el aire y se produce la combustión. La precisión de esta acción es de vital importancia en el ahorro de combustible. Con el tiempo y el uso del tractor, van apareciendo desgastes y deformaciones en inyectores, toberas, desajustes en la bomba, etc. que acaban provocando un aumento del consumo de gasóleo. Los problemas más habituales son:

 

  • Inyección de poco o mucho gasóleo por mal estado de la bomba o de los orificios de los inyectores.
  • La mezcla no se realiza correctamente por pulverización gruesa de gasóleo.
  • Desajustes en la apertura o cierre de toberas que producen pérdidas de energía.

 

Los inyectores deben revisarse de forma periódica cada 1.000 horas de trabajo, y sustituirse y regular el momento de inyección respecto a la apertura de válvulas cada 5.000 horas.
Cuando el consumo del tractor aumenta y el estado de mantenimiento es bueno deberemos pensar que es necesario realizar una prueba de esfuerzo o un control de consumo. De esta forma se evitarán averías graves y se conocerá a qué es debido el mal funcionamiento y que provoca el exceso de consumo. Los motores que queman mal el combustible producen mayor cantidad de humo y dejan escapar mayor cantidad de gases contaminantes a la atmósfera.

UTILIZACIÓN DE ACEITES LUBRICANTES ADECUADOS Y DE CALIDAD

 

La correcta utilización de los aceites y los lubricantes en el tractor tienen gran correlación con el consumo de combustible y sobre todo con la vida útil del tractor. Siempre deberán utilizarse los lubricantes que tengan las características específicas recomendadas por el fabricante.

La misión del aceite es mantener una película entre los elementos para evitar el rozamiento, el calentamiento, los desgastes y así reducir las pérdidas de energía.

Para conocer la eficiencia energética y evaluar el consumo de aceites y de lubricantes, es necesario controlar los consumos y analizar su evolución en los años de vida del tractor.

Un consumo excesivo en aceite provoca un humo en el tubo de escape de color azulado, siendo un dato significativo del estado en que se encuentra el motor. Todos los tractores deben consumir algo de aceite. Si un tractor no consume nada de aceite es necesario ver qué ocurre rápidamente, ya que puede entrar al cárter gasóleo o agua procedente de la refrigeración.

La incorrecta utilización de los aceites, por menor viscosidad o por pasarse de las horas de cambio, produce pérdida de eficacia y rozamientos. Un lubricante demasiado viscoso incrementa inútilmente el consumo, al ofrecer más resistencia interna.

 

LUBRICANTES DE CALIDAD

 

Los lubricantes que comercializa Dakolub además llevan aditivos antidesgaste y aditivos limpiadores que facilitan el correcto funcionamiento del motor y favorecen el consumo correcto de combustible.

 

 

  • El producto Valvoline Unitrac 80W es un aceite lubricante UTTO de alta resistencia diseñado y recomendado para aplicaciones que requieren aceites con prestaciones para transmisión, sistemas hidráulicos y frenos sumergidos.

 

  • El aceite de motor Valvoline All-Fleet Extra 15W-40 es un aceite de motor convencional premium de alto rendimiento (SHPD) para uso en motores con y sin  turbocompresores de servicio pesado. Contiene un sistema especial de aditivos para mantener el motor limpio, evitar que se peguen residuos  y desgasten, y mantener el rendimiento máximo durante más tiempo.

 

  • El aceite de motor All Fleet Extra LE de Valvoline es un aceite de motor convencional de alta potencia que ofrece un Súper Alto Rendimiento (SHPD). Para uso en motores industriales y de camiones de turbocompresores de servicio pesado. Este aceite está especialmente diseñado para cumplir con los requisitos de drenaje medio a largo plazo de los principales fabricantes de camiones del mundo y contiene un sistema especial de aditivos que proporciona limpieza efectiva del pistón y control del desgaste.

 

  • Los aceites para transmisiones y sistemas hidráulicos Valvoline DT Transmission están formulados a partir aceites base de alta calidad y aditivos antidesgaste para ofrecer un alto rendimiento, con aditivos selectos para satisfacer las demandas exigentes de los equipos más modernos. Disponible en grados SAE 10W, 30 y 50.

 

  • Valvoline DT Transmission TO-4M es un aceite de transmisión de servicio pesado para todo el año, diseñado y recomendado para aplicaciones que cumplen con los requisitos de rendimiento de Caterpillar TO-4M y Allison TES 439. También cumple con los requisitos de ZF TE-ML 03 y 07 para usar en transmisiones de convertidor de ZF. Se puede usar en transmisiones de cambio de potencia, frenos húmedos y en la mayoría de transmisiones finales e hidráulicas donde se requiere la especificación Caterpillar TO-4M.

 

  • La gama de producto Valvoline STOU son aceites lubricantes de alta resistencia diseñado y recomendado para aplicaciones que requieren aceites lubricantes del tipo STOU (Super Tractor Oil Universal) para maquinaria agrícola y de obra pública. Disponible en los grados SAE 10W-30, 10W-40 y 15W-40.

error: ¡¡Contenido protegido !!
COMPRAR
close slider

COMPRAR PRODUCTOS DAKOLUB EN TIENDA ONLINE