by DAKOLUB DAKOLUB No hay comentarios

CONDUCCION EN NIEBLAAhora que ha llegado el otoño y que las temperaturas comienzan a disminuir, la niebla en las carreteras españolas comienza a aparecer.

A veces ligeras y otras veces muy cerradas. Y como todos sabemos, provoca problemas es de escasa visibilidad.

Hay zonas donde es habitual que esto suceda, y los conductores suelen estar habituados a conducir bajo estas circunstancias. Pero en los lugares donde no es frecuente, cuando sucede, se convierte en una dificultad para la conducción muy elevada precisamente por la falta de experiencia.

Desde Dakolub os vamos a dar unos consejos para la conducción en niebla y otras circunstancias de baja visibilidad.

 

MANTÉN DE FORMA CORRECTA EL PARABRISAS

Los sistemas antivaho de la ventilación, los limpiaparabrisas para quitar el vaho incial, i abrir un poco las 2 ventanillas delanteras del vehículo para evitar la condensación. Consejos muy sencillos pero muy efectivos a la hora de que el parabrisas te ofrezca la máxima visibilidad.

Además, si dispones de sistema térmico para la luna trasera, ponerlo al iniciar el viaje si están mojados o empañados, te facilitará la visibilidad trasera.

UTILIZAR LAS LUCES ANTINIEBLA DEL VEHÍCULO

Como sabemos, todos los vehículos tienen luz antiniebla trasera, que es la obligatoria, y la gran mayoría tienen delantera. Las encenderemos siempre que por motivos de visibilidad sea necesario.

Cuando no son necesarias, producen deslumbramientos, tenlo en cuenta.

ADAPTA LA CONDUCCIÓN

Durante la conducción hay que ser conscientes de las dificultades de visibilidad. Y que las mismas afectan a todos los conductores. El que va delante, el que va detrás, los que vienen de frente y por supuesto a ti. Por lo que el modo de conducción habrá de ser mucho más precavido que el habitual.

Modera la velocidad, avisa con mayor antelación los cambios de dirección con el intermitente.

CONDUCCION EN NIEBLA

NO UTILICES LAS LUCES “LARGAS”

Es la falta de visibilidad la que nos hace querer utilizar las luces largas cuando conducimos con niebla, porque sabemos que son unas luces más potentes. Sin embargo, esta luz se refleja en la niebla y va a ser más molesta para ti y para el resto de conductores y sin embargo no vas a tener el mínimo atisbo de mejor visibilidad.

Además, las luces antiniebla solo fuincionan con las luces de cruce, de forma que al poner las de carretera dejan de funcionar.

AUMENTA LA DISTANCIA DE SEGURIDAD

Cuando se conduce con niebla, en muchas ocasiones se producen frenazos bruscos relacionados directamente con la falta de visibilidad. Aumentar la distancia de seguridad disminuirá el riesgo si se producen dichos frenazos.

Si además de niebla, hay temperaturas bajas o muy bajas, se puede formar una capa de hielo que aun dificultaría mucho más la conducción. Por lo que una distancia de seguridad superior nos mantendrá con menos riesgos en ese trayecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *